"No seas como tantos escritores, no seas como tantos miles de personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso, no te consumas en tu amor propio."

Charles Bukowski



28 de marzo de 2013

Roídas patas de jamón


Esta noche he sobrevolado la ciudad, por encima de vuestras cabezas y os he visto tal y como sois. Me he colado en vuestras casas, en vuestras camas y en vuestros sueños. Os he contemplado desde el televisor que mirabais y escuchado desde el otro lado del teléfono. Me he sentado a vuestro lado, observándoos comer, oliéndoos el pelo, respirando en vuestra nuca. Y vosotros habéis permanecido impasibles, no os habéis enterado de nada.

He visto y aprendido más del ser humano de lo que nunca hubiese imaginado. He olido los pies descalzos y sudorosos de la más bonita de mi barrio y daban asco. He visto al hombre más temible enterrar la cabeza en la almohada y llenarla de mocos y lágrimas. He visto hacer el amor a una pareja gris, en un colchón inmenso y gris, abrazado por sábanas grises. Y no he visto ni rastro de amor en su acto obsceno y deshumanizado.

También vi el ridículo espectáculo de la mujer que se resistía a crecer y seguía soñando con ser una princesa. Al hombre derrotado que desde hacía años suspiraba por no haber tenido el valor para escapar de una vida que odiaba y que de forma monótona se consumía. Vi niños preparados para ser siervos, jóvenes desideologizados, adultos banales y aburridos. Patas de jamón roídas hasta los huesos que se resistían a servir de condimento para el caldo, el anillo en el dedo del cornudo, las duchas de agua fría de los pobres de dinero, los baños balsámicos de los pobres de amor.

Pero entre tanta grotesca mediocridad y tanto papel de tan malos actores, he visto destellos esperanzadores de una fuerza que nunca hubiese imaginado. He visto a una mujer luchar contra el odio que intentaba adueñarse una y otra vez de su corazón, he visto a inconformistas hurgando en sus propias heridas intentando comprenderlas aunque así se desangraran, he visto gente que piensa y ama. Sí, gente que piensa. Y gente que ama.






Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario